Munay Wawa nace el día en que me perdí...

en esos ojitos color capulí, ese día todo cambió y supe que no quería separarme de él…motivada por ese inmenso deseo descubrí mi pasión por el crochet, empecé de cero; destejí muchas más veces de las que tejí, pero continúe cargada de sueños y una gran motivación… poco a poco fui encontrando el camino y todo se fue haciendo posible gracias al soporte de mi hermana; hoy por hoy pieza elemental de Munay Wawa y de tantas personitas que la vida me ha ido poniendo en el camino.

Todos nuestros muñecos son piezas únicas y exclusivas, están hechas a mano con muchísimo cariño y dedicación; usando los mejores materiales, cuidadosamente tejidos y cosidos, pieza por pieza para poder resistir muchos abrazos.